Entrevista a una panadera

¿Por qué has hecho un aprendizaje como panadero?

Cuando era niña me gustaba hornear el pan con mi abuelo, era panadero también. Me gustaba el aroma del pan recién hecho en la cocina. Mucha gente me ha dicho que mi pan es rico. Cuando la gente es feliz después de la compra, soy feliz también. Para mí, ser panadero no es una profesión, es una vocación o un arte. Creo que la gente sabe si al panadero le gusta o no su profesión.

¿Te gusta trabajar durante las noches?

Sí, trabajo de noche. No es un trabajo por turnos, es regular. Y el domingo es mi día libre. Durante la noche no hay molestias y a veces tengo una buena idea para hacer un nuevo pastel o pan.

¿A qué hora comienzas y terminas el trabajo?

Normalmente comienzo a medianoche y termino a las siete u ocho.

¿Qué haces después del trabajo?

Después del trabajo me acuesto hasta las cinco de la tarde. A veces tengo que comprar y hacer encargos para mi panadería. Es importante que haga la contabilidad de mi empresa. Cuando tengo tiempo, voy en bicicleta o doy un paseo con mi perro. Y me gusta cocinar para mi familia.

¿Te gusta tener una empresa pequeña en el campo?

Si, para mí ha sido la realización de un sueño. Conozco a mis clientes y no es anónimo. Soy independiente y puedo realizar mis ideas.

¿Cuántas personas trabajan contigo?

En la panadería me ayuda un oficial y un aprendiz. En la tienda trabajan dos vendedoras. Y al terminar viene una mujer de la limpieza.

¿Hay aspectos del trabajo que no te gusten?

La competencia a causa de las panaderías grandes es un problema. Las panaderías grandes compran preparados para el pan o el pastel y venden un montón. Si vendiera mis productos en una centro comercial, tendría que tener todos los productos hasta quince minutos antes del cierre ¡No es posible para una empresa pequeña! Y no puedo vender un panecillo por quince céntimos. El trabajo del panadero y la alta calidad tienen su precio. Pero hay cada vez más clientes que se dan cuenta de la diferencia entre un pan hecho a mano o hecho con preparados.

¿Es importante para ti trabajar de manera sostenible (harina de la biósfera, huevos de gallinas felices)?

Sí, por eso tengo una empresa en el campo. Vivo en la reserva de la biósfera de Bliesgau. Los socios de la biósfera son como una familia grande. Compro la harina en el molino de Ormesheim y los huevos son de Wintringer Hof de Kleinblittersdorf. Es importante y posible que se pueda conocer todos los orígenes de los ingredientes. Trabajamos juntos para garantizar una alta calidad. Es una cooperativa y un emblema. Hay más y más clientes que están interesados en productos naturales. Mis productos se pueden comprar en la tienda de productos naturales de la familia Dauber en Blieskastel. Cada año hay una fiesta de la biósfera y hay cada vez más clientes nuevos y turistas que compran nuestros productos.

¿Te gustaría trabajar en una panadería muy grande?

No, no me lo puedo imaginar.

S.N.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *